Carta a un Emprendedor

Hace mucho tiempo que quería que mi primer post dejara un mensaje alentador e interesante para quienes llegasen hasta acá. Lo que van a leer a continuación es la traducción que hice de una publicación que Matt Cutts (jefe del equipo de Webspam de Google) escribió hace unos meses en su blog, a la que denominó “Carta a un joven periodista”.

Cuenta que allá por 2007, un periodista amigo que reside en el Medio Oeste estadounidense, le pidió consejo sobre su carrera y su futuro, ya que en aquel momento miraba con preocupación el advenimiento del social media y el cambio estructural que por estos días estamos viviendo todos, comunicadores y medios masivos.

Matt Cutts le respondía así:

Definitivamente, tienes que tomar con pinzas lo que te voy a decir– Tuve suerte de unirme a Google pero no daría a mi opinion más relevancia que a la de cualquier persona común. Mi corazonada me dice que los diarios tendrán cuestiones que resolver en los años venideros. Si te pones a pensar en la fracción de ingresos que llega a través de los clasificados, pareciera que esos ingresos eventualmente migrarán online y que sitios como Craiglist.org serán más propensos a capturar una porción más grande de ese tráfico comparado con el de los diarios o con el de las agencias de distribución. Si un diario pierde 30% de rédito por avisos clasificados en un plazo de 5-10 años, será muy difícil adaptarse a esta situación sin un cambio estructural.

Es curioso ya que mi papá consiguió un trabajo apenas terminó la universidad y se quedó en el mismo puesto hasta que se jubiló. Pareciera que las probabilidades de que tal cosa le ocurra a gente como vos o yo son realmente bajas. No hay muchas empresas que estén haciendo cosas para ocuparse de los empleados que trabajaron 30 años sin interrupción.

Así que lo primero que te recomendaría es que consigas un dominio y comiences a tallar tu propia reputación online. No significa que todo el mundo necesite un blog, pero tener un lugar que actúe de vidriera para el mundo, realmente te puede ayudar. Hay espacio para un currículum/CV, pero también para algunos ejemplos escritos con los que puedas demostrar tus habilidades.

Lo cual me lleva a preguntarme cuán desprejuiciado será [periódico del MedioOeste]. He oído que algunas redacciones van de “si blogueas, estás despedido” hasta “si no blogueas, estás despedido.” Espero que tu periódico esté abierto a nuevas ideas. Pero ellos no deberían interferir en la construcción de tu reputación online en tu tiempo libre, y aún si hubiese problemas de derechos de autor por poner artículos completos en tu página personal, sin dudas podrías citar algunos extractos elegidos como parte de un uso razonable.

Por lo tanto, si cambias a un modelo mental donde puedas ejercer como consultor para la empresa que sea, mientras que buscas formas de mejorar tu reputación y aprender nuevas habilidades– es una buena manera de asegurarte que estarás protegido si inesperadamente terminaras como un agente independiente.

Tienes buen sentido del humor y te expresas bien oralmente, entonces las preguntas más importantes para mí serían:

– ¿qué te apasiona o en qué estás interesado?
– ¿adónde quieres estar en 5-10 años?

Por ejemplo, sería interesante conocer un poco más tus intereses. Cosas como videojuegos, gadgets, política o tecnología son contenidos muy ricos en caso quisieras bloguear activamente y a la vez usar Adsense para sacarle un poquito de provecho a la cuestión. Sin embargo, algunas de las problemáticas más complejas son cosas como:

– cuán introvertido eres vs. cuánto disfrutas de conversar con la gente.
– ¿qué vínculos tienes con [ciudad del Medio Oeste], tienes intenciones de quedarte o estarías dispuesto a mudarte?

He notado que el networking y el acto de conocer a ciertas personas de una industria puede hacer una gran diferencia. Si lo que te interesa es la tecnología, [ciudad del Medio Oeste] será una piscina de oportunidades muy limitada si la comparamos con Silicon Valley/San Francisco o New York. Si gustas de viajar y conocer gente nueva, convertirte en experto de un nicho determinado y luego entrar en un circuito de conferencias podría ser algo bueno. Por ejemplo, podrías comenzar hablando como panelista sobre periodismo o medios o ética y esto podría llevarte rápidamente a conseguir trabajos de consultoría.

Estoy convencido que la industria tecnológica liderará los próximos 10-20 años, y probablemente la biotecnología comience a emerger después de eso. Pero creo que la economía de servicios permanecerá fuerte. Entrar de a poco en un circuito de conferencias es realmente una manera de promoverte a vos mismo como un experto en determinados tópicos.  Ese rol te permitiría expandirte y ofrecer tus servicios/consultoría en diferentes formas.

Considero que el tema de mayor complejidad es que trabajar por un sueldo es grandioso, pero si puedes encontrar maneras de participar más directamente en el éxito de una compañía, esta podría ser la forma más rápida de hacer dinero. Todo el boom punto-com demostró que hay una gran cantidad de emprendimientos sin sentido, pero al mismo tiempo, cuando eres joven es exactamente el momento preciso para tomar este tipo de riesgos.

Volviendo a leer tu e-mail, creo que el paso adelante más pequeño que deberías dar sería encontrar qué es lo que legalmente puedes hacer online, que no constituya un conflicto con las directivas de tu empleador. Luego, yo intentaría algunos experimentos. No cuesta muy caro comprar un nombre de dominio, así que deberías considerar abrir un blog sobre [ciudad del Medio Oeste] o un sitio de noticias (probablemente el blog sea un poco más fácil de comenzar). Separa unos $100 (o le pides a alguien que registre un dominio por tí como regalo de cumpleaños) e intenta un par de cosas. Regístrate en AdSense y fíjate qué tipo de artículos andan bien en sitios como Techmeme.com o Reddit.com o Digg.com.

En general, me he dado cuenta que comenzar con un nicho pequeño para luego escalar es una muy buena práctica y te enseña muchísimo sobre qué clase de cosas atraen la atención y generan buena discusión.

Les recuerdo que éstas palabras fueron escritas en 2007, cuando Twitter y Facebook recién asomaban sus narices en las redes sociales.

Dos años después, Matt Cutts reflexiona sobre aquella carta y nos dice:

Parte de aquel consejo ha madurado bien, otra parte un poco menos. Todavía pienso que obtener un dominio y experimentar con ello es invaluable. Estoy convencido que el mundo entero está siendo digitalizado–desde negocios y lugares hasta las personas mismas–y es mejor ser parte de ese proceso que quedarse parado y dejar que otra gente defina tu presencia online. Creo seriamente que participar de la construcción de una empresa es mejor que simplemente recibir un sueldo. Y pienso que la mayor parte del tiempo, a nadie le importa tu carrera o el desarrollo de tus habilidades más que a tí mismo. Ninguna empresa buena se opondría al crecimiento de sus empleados, pero a la larga tú eres quien debe tomar la iniciativa y conducir tu carrera hacia la dirección que deseas.

En mi opinión, el consejo de Cutts es tan válido para periodistas, jóvenes periodistas y estudiantes, como para cualquier persona que se desempeñe en cualquier otro ámbito profesional. Por ello es que titulé esta publicación como una carta para los emprendedores en general, cualquiera sea su carrera, oficio o motivación. Tomar las riendas de tu propio destino no es tarea fácil, pero si nunca lo intentas tampoco sabrás cuál es tu verdadero potencial.

Uberblogged

Licenciada en Comunicación Social. Trabajando en Social Media, MKT y Comunicación Digital. Blogger.