Bloggers vs. Periodistas, también en la pantalla grande

Si bien no es la esencia de la trama principal, el conocido y controvertido debate sobre quienes hacen periodismo y quienes simplemente opinan no se escapa del mensaje subliminal enviado por “Los secretos del poder” (State of Play, 2009), un thriller protagonizado por Russell Crowe y Ben Affleck.

Cal MacCaffrey (R. Crowe) es un veterano periodista del Washington Globe, que diariamente sale a las calles a buscar la noticia, mientras negocia informaciones con la policía y coquetea con los políticos. Stephen Collins (Ben Affleck) es un ascendente y prometedor congresista, amigo de MacCaffrey, quien pronto se verá involucrado en el crimen de su asistente/amante. Cameron Lynne (Helen Mirren), la editora del Globe, conoce la estrecha relación entre el reportero y el político. También sabe que ésta puede ser una gran oportunidad para publicar una historia polémica y vendedora. Pero sacarle una palabra a MacCaffrey que comprometa su amistad con Collins se tornará una difícil tarea  para Lynne. Para ello recurrirá a la recién contratada periodista blogger, Della Frye (Rachel McAdams).

La joven lidera el “blog del Congreso”, en la versión online del Washington Globe y como era de esperar, se adelanta a su par impreso en cuanto a la publicación de la noticia sobre el asesinato. Sin embargo, Frye sólo tiene la primicia y el rumor, no los datos necesarios para convertir ese pedazo de noticia en un reportaje vendedor de miles de ejemplares. Por esta razón, la editora del Globe confronta al viejo lobo periodista con la neófita bloguera y los desafía a llevar adelante una investigación conjunta y a fondo del caso. “Ver a reporteros experimentados trabajar en un artículo de impacto y formar parte de todo te enseñará mucho”, le dice Lynne a Della Frye, en el preciso momento en que decide ponerla de segundona de MacCaffrey.

Podríamos decir que “Los secretos del poder” ya ha pasado a engrosar la larga lista de filmes hollywoodenses sobre periodismo y que para estar acorde a los tiempos que corren ahora incorpora el drama blogger. El personaje de Crowe, muy bien interpretado por cierto, nos resulta familiar. Desaliñeado, desconfiado, con el olfato entrenado en la calle… trabaja en una computadora vieja pero usa Blackberry. Della en cambio, prefiere el Iphone.

Los dejo con una parte del diálogo entre el maestro y su aprendíz, que en mi opinión resume  la postura de la película y de la prensa en general cuando hablamos de “periodismo ciudadano” vs. periodismo profesional:

Mirá, esto es un artículo real. No está sujeto a interpretaciones. No requiere de opiniones. Tenemos dos cadáveres y un hombre en coma. Y tenemos información que no tiene nadie.

Uberblogged

Licenciada en Comunicación Social. Trabajando en Social Media, MKT y Comunicación Digital. Blogger.

3 Comments

  1. Tengo ganas de verla… sin saber nada de periodismo ni mucho de blogs, eh visto como periodistas no tienen idea de lo que es un blog/internet; así como bloggers no tenemos ni el 5% de preparación que tiene un periodista.

    Siempre vi la balanza pareja para los dos lados…

    Estaba viendo tu otro post sobre los filmes hollywoodenses, podrías agregar esta película editando ese post… así como que van quedan en un mismo lugar :D, opino nada más.

    Saludos, muy bueno el post.

  2. “así como que van quedando en un mismo lugar”, onda recopilación.

    Eso quise decir, soy atropellao’ pa’ dejar comentarios 😛

  3. Mi queridito Spamloco, te recomiendo que veas la peli, es bastante entretenida. No es la gran cosa, ni te vayas a esperar el premio Oscar jaja pero creo que para un sábado a la tarde que estés aburrido es un lindo entretenimiento.

    No la puse en el otro post porque no considero que esta sea de las mejores cosas que Hollywood ha realizado sobre periodismo. Está buena, “garpa” como decimos acá, pero tampoco la pavada.

    Gracias por tu aporte 🙂

Comments are closed.